Vuelta a Bolivia

OVIEDO. 24.11.2012.

Después de mucho tiempo sin actualizar, fui a la Vuelta Bolivia con la intención de ir ilustrando e informando del día a día en la misma. Sin embargo, una vez allí, se me quitaron todas las ganas. Todo el tiempo que no estaba encima de la bici lo necesitaba para descansar.

Así, a continuación, trataré de hacer un resumen ( en varias entradas) de cómo fue la experiencia e intentar explicar las sensaciones que uno tiene cuando, sin adaptación alguna, intenta ir rápido en bici a mas de 4000 de altura.

Después de 20 horas de vuelo, hacemos escala en La Paz, y sin bajarse del avión, ya noto la altura, primeros síntomas de falta de oxígeno….observo a la gente y mi consuelo es ver a las azafatas recogiendo los restos del desayuno con la respiración exageradamente agitada…lo primero que se te viene a la cabeza es: ¡¡¡en esta vuelta voy a sufrir mucho!!!

Nada mas llegar, para adaptarnos, nos llevaron 2 días a unas cabañas perdidas en la selva…todo lo que viniese a partir de ahora sería un lujo…

Así llegábamos a la cabaña después de entrenar….algunos ya acusaban el cansancio, y aun no habíamos empezado…

Cada mañana nos despertábamos con nuevos inquilinos en la cabaña….


Un día en el desayuno nos dijeron que delante de nuestra cabaña vieron un caimán tomar el sol….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>